jueves, 31 de agosto de 2017

OFERTÓN y vídeo con impresiones

¡OFERTÓN, SÍ! Porque HQÑ tendrá Heridas de amor y de guerra en OFERTA A TAN SOLO 0,99 euros.
Para la ocasión, me he armado de valor y os he grabado un vídeo contándoos cositas sobre el libro. Al final me he divertido haciéndolo, sobre todo viéndome decir paridas a "punta pala" que espero que sepáis perdonar, debido al miedo escénico (o a la gilipollez más absoluta).
Poco más os voy a contar porque no es plan de soltaros todo el rollo y que luego lo veáis en vídeo mientras pensáis que soy medio lela.
Ya sabéis que va de unas enfermeras durante una guerra... algunas buenas, otras malas (muy malas, por cierto), otras con problemas... y que la nuestra (la buena buenísima) se enamora de un soldado del bando contrario (el bueno buenísimo que además está muy bueno buenísimo) y que hay otro soldado (el malo malísimo) que va "jodiendo la marrana" todo lo que puede; como si una guerra de por sí en la que se enamoran dos de bandos contrarios no fuera suficiente...

En fin, los valientes que acabéis el vídeo me podéis contar qué tal reportera soy y los que no lo acabéis también, jijiji.





Y para los valientes, aquí tenéis el booktrailer



Y por si no tenéis suficiente, os dejo el enlace a los primeros capítulos, reseñas y más cositas que puedan ser de vuestro interés. 


¡Ah! Y no olvidéis preguntarme todo aquello que os interese.
Un besaco enorme

Image and video hosting by TinyPic

viernes, 11 de agosto de 2017

Entre puntos suspensivos, Mayte Esteban. Por Meg.

Hoy toca...


Título: Entre puntos suspensivos
Autora: Mayte Esteban
Editorial: HQÑ
Formatos: Digital y tapa blanda, 268 páginas.

Sinopsis:
Mario Aguirre, el padre de Paula, lleva desaparecido unos días. Por más que su hija trata de localizarlo, no logra dar con su paradero y por ello busca la ayuda de Javier Muñoz, inspector de policía. Diez años atrás, Javier y Paula mantuvieron una relación que nunca ha acabado del todo. De vez en cuando sellan treguas que duran solo unos días, y de las que los dos salen siempre heridos.
Paula sabe que estar cerca de Javier no es lo más sensato, porque recuperarse después de estar juntos es cada vez más difícil, pero necesita que sea él el que la ayude a encontrar a su padre y no duda en pedírselo. El magnetismo que existe entre ellos es tal que quizá el viaje que emprenden para encontrar a Mario no sea muy buena idea, quizá exponga demasiado sus sentimientos.


Mi opinión:

Antes de empezar, os diré que tuve el honor y privilegio de asistir a la presentación que hizo Mayte en Madrid, donde me dedicó su libro. El lleno fue absoluto y vendió la totalidad de los libros. ¡Enhorabuena!

Pero no solo se queda ahí la cosa; el día del libro firmó en Cabanillas del Campo (Guadalajara) con el mismo resultado. ¡Dos veces enhorabuena! Hoy os dejo mi opinión de su libro y espero que os pique un poquito la curiosidad ya que es... ¡precioso!
Bueno, lo primero, decir que aunque "Su chico de alquiler" es la precuela no necesitamos en absoluto leerlo para poder leer esta otra novela. Dicho lo cual... ¡al lío!

Os diré que Paula, la protagonista, es para arañarla y tirarle de los pelos; reconozco que me pasaría el libro matándola. Pero es que... es real como la vida misma. Reconozco que más de una vez he tenido las mismitas reacciones que ella, pero no quieres que nadie lo sepa... y es por eso que me ha gustado tanto. ¿Reacciones infantiles? ¿Quién no las ha tenido en ese tipo de relaciones tortuosas de "ni contigo ni sin ti, ni pan ni cebolla"? Pues, ¡hala, yo sí! Y es algo que me ha encantado; encontrar una tarada a la que el amor le hace hacer ese tipo de cosas de las que te avergüenzas y que no te gustaría que jamás nadie se enterase.

En cuanto a Javier... ¡ains! ¡Enamorada! De cabo a rabo. Y ojo, que él tampoco se queda corto en tonterías, sobre todo al principio de la novela; pero es que hay mucho dolor entre ellos que viene de muy de lejos. Pero él es crucial para que todo se resuelva bien; él es la calma y la paciencia que tanto le hacen falta a los dos.

Otro punto fuerte, para mí al menos, es el escenario; zamorana de nacimiento estoy yo como para que no me atraiga la zona sanabresa; lo más curioso es que la autora no ha estado allí, pero lo describe en toda su esplendor. Creedme si os digo que es un lugar de ensueño y de leyendas... magia; el escenario perfecto para una novela de amor... y de misterio.

En cuanto a la trama os diré que la desaparición del padre de Paula te mantiene todo el tiempo en vilo, pero lo que más me ha gustado del libro han sido sus diálogos; esas batallitas dialécticas de "te odio", pero por si no te estabas dando cuenta "estoy loca/o por ti".

Y como colofón está la hija de ambos. Una "adorable" jovencita, bastante inteligente, por cierto, a la que también habría que asesinar... ¡o no, pobrecita mía!

Maravillosamente bien escrita, ¡cómo no!, Mayte es una experta a la hora de recrear ambientes, enredarte en sus diálogos y mantenerte con el alma en un puño con sus tramas.

No os digo más: "de obligada lectura".

PD: Con esta reseña retomo mi retiro espiritual de hace unos meses. Siento no haberme despedido y haber desaparecido de las redes, pero a veces la vida te sorprende y tiene giros inesperados... casi tantos como la novela de Mayte. Espero que no me hayáis olvidado y volver a la carga poco a poco.

Besacos 


Image and video hosting by TinyPic

lunes, 17 de abril de 2017

Dos golpes a un mismo corazón. Meg Ferrero. Por Noveleska


AUTORA: Meg Ferrero
GÉNERO: Romántica-contemporánea
EDITORIAL: Autopublicado
PÁG: 264


SINOPSIS
 Lucía casi no recuerda que el amor fueron caricias y miradas cómplices, para ella ya solo existen golpes de los que dejan una huella imborrable en el alma y moratones en el cuerpo. Un día logra escapar y se jura que jamás permitirá que de nuevo alguien entre en su vida. Sin embargo, sus planes se irán a pique al conocer a Tony, un tipo algo asocial.
¿Puede el amor curar el dolor que él mismo ha causado?

OPINIÓN PERSONAL
 Por fin tenemos aquí la última novela de Meg Ferrero, la quinta ya en su haber, y las que quedan. Esta claro que cuando Meg nos deleita con una nueva novela, no sabemos qué vamos a encontrar: histórica, paranormal, contemporánea... eso sí, siempre romántica.

 En esta ocasión se trata de una novela contemporánea que aborda un tema tan espinoso y tan a la orden del día como son los malos tratos.

 Lucía, enfermera de profesión y  la protagonista de esta historia, consigue escapar de una vida de malos tratos de forma radical, sin volver la vista atrás, pero con el miedo siempre detrás de ella. Para rehacer su vida decide alejarse del entorno tanto social como laboral en el que ha vivido hasta el momento y acaba contratada como enfermera interna en una casa.

 Tony termina contratando a Lucía para que cuide de su padre, aunque desde el primer momento algo le dice que Lucía esconde algo que él está dispuesto a averiguar.

 La atracción entre los dos es palpable desde el primer momento, pero Lucía ni quiere ni puede meterse en una relación sentimental y menos con su jefe. Tony por su parte también intenta resistirse a esa relación, hay cosas que no le cuadran y no termina de fiarse. Pero a Lucía tampoco le cuadran muchas cosas de su jefe y, aunque los dos intenten mantener las distancias, un suceso inesperado hará que todo se desvele.

  La relación que Lucía mantiene con el padre de Tony es entrañable y en él encontrará un gran aliado, que la defenderá a capa y espada y la apoyará en su día a día.

¿Podrá Lucía superar su pasado y volver a sentir algo que no sea miedo?

Resultado de imagen de mujeres luchadoras



Como ya he comentado, la novela aborda el tema de los malos tratos y la autora ha sabido ponerse en la piel de una mujer víctima de los mismos y transmitirnos su miedos, su fortaleza y sus ganas de luchar.

Meg Ferrero nos relata esta historia con su habitual pluma sencilla, concisa, elegante y con sus tintes de buen humor. Esto hace que, a lo largo de la lectura, pasemos de tener el corazón encogido a soltar unas carcajadas que hacen de la novela un paseo por diferentes estados de ánimo.

Se de buena tinta que Meg Ferrero tuvo que meter mano a una novela que en principio estaba lista pero que, gracias al consejo de grandes amigas y conocidas, le acabó dando una vuelta de tuerca que ha hecho que pueda sentirse muy orgullosa del resultado final.

 En conclusión ¿Qué me ha parecido?: amena, divertida, desgarradora, elegante, con un trabajo de investigación sensacional, en definitiva, una lectura que os enganchará y encantará a partes iguales.

FELIZ LECTURA.




miércoles, 22 de marzo de 2017

¡Ya está todo listo! Un avance de "Dos golpes a un mismo corazón"

¡Y aquí estoy de nuevo! Nerviosa perdida porque vuelvo a publicar novela. Esta vez, quizás es algo diferente porque es una novela de corte contemporáneo. Y además, toca un tema "peliagudo", la violencia de género. Pero, como siempre, y sin ánimo de desmerecer ningún tipo de sentimiento, ya que es algo demasiado serio, trato de ponerle humor a la vida. No porque el tema lo merezca (que por supuesto no es así) sino porque defiendo el humor en la vida para poder salir de las peores dificultades.
¡Espero que os guste!!!

Y para muestra... un capítulo.



Strike dos


Se dispuso a subir a su cuarto tratando de hacer el menor ruido posible ya que su padre tenía el sueño muy ligero y no quería despertarlo. Pero antes, se había quedado mirando como un bobo la puerta contigua a la de su padre. Era el cuarto que habían arreglado para personal de servicio o, más bien, para la cuidadora de Antonio. Durante un tiempo, él mismo había estado durmiendo allí abajo para cuidar mejor de él. Ahora, por fin, volvía a dormir en su ancha y espaciosa cama. Él no era un hombre pequeño con su metro noventa de estatura .Además, con todo el deporte que hacía, que no era poco, tenía aquella apariencia robusta que le hacía parecer mucho más grande de lo que en realidad
era.
Aun así, seguía mirando, allí plantado al borde de las escaleras, la puerta contigua a la de su padre. Lucía estaría allí durmiendo. ¿Cómo dormiría? ¿En camisón o en pijama? Tal vez, ¿sin nada…? ¡Oh, por favor! ¡Ya lo estaba haciendo de nuevo! Vale que era una chica preciosa, pero no entendía todavía cómo le había afectado tanto. Enfadado consigo mismo y con el mundo, emprendió la subida de la escalera mientras rumiaba para sí mismo palabras incoherentes acerca de lo estúpido que se sentía. Seguramente la chica no valía para tanto. Tenía una cara preciosa, vale. Y aquel culito en vaqueros cuando se había agachado a saludar a su padre… ¡Por Dios! ¡Ya estaba empalmado otra vez!
 “¿Quieres tranquilizarte de una vez?”, comenzó a decirle en voz alta a su rebelde miembro. Seguro que cuando se quitaba los vaqueros no era para tanto. Había visto muchas mujeres que vestidas daban el pego, pero en cuanto los vaqueros dejaban de apretar sus carnes… Sí, definitivamente Lucía era de esas. Vestidas aparentaban, pero en cuanto se desnudaban no eran para tanto.
“Así me gusta, quiero que te quedes tranquilita”, volvió a decir en voz alta cuando llegaba al rellano, mientras notaba cómo su henchido miembro volvía a su tamaño natural.
Su mayor problema fue cuando levantó la vista de su bragueta, con la que mantenía aquella conversación tan íntima y se encontró de frente, en la puerta del cuarto de baño, a Lucía. La joven tenía las cejas elevadas y arqueadas mirándolo con gesto interrogante, mientras sostenía un cepillo de dientes y la pasta en una mano. Tony se quedó helado y sintió de nuevo el rubor en sus mejillas al ser pillado en semejante situación que, rogaba por todo lo más sagrado, esperaba que ella no hubiese adivinado. ¿Qué hacía ella allí arriba? Tenía su propio aseo en la habitación.

—¿Con quién hablabas? —se interesó Lucía.
Tony seguía con el aliento contenido y tuvo que hacer un esfuerzo importante para coger aire, al darse cuenta de que ella no había comprendido su “extravagante conversación”.
—Con… el perro —dudó durante un breve segundo, pero contento de haber salido del paso.
—¿No era macho? —se interesó Lucía.
—Claro. —Tony estaba desconcertado—. ¿Por qué lo preguntas?
—No sé, te he oído algo como “tranquila o así”.
¡Dios! ¿Es que no iba a tener ni un momento de respiro con aquella mujer? Lo mejor sería cambiar el tercio y dejar de sentirse continuamente avergonzado con ella. Él era el que siempre intimidaba, el que mandaba.
—¿Puedo saber qué haces aquí arriba? —preguntó en un tono que podría derretir al mismísimo polo norte.
Lucía dio un paso atrás ante aquella preciosa aunque glaciar mirada e incluso se le cayó el tubo de pasta de dientes.
—Yo… solo he venido a lavarme los dientes antes de acostarme —argumentó señalando el cuarto contiguo al suyo con la mano.
¡No! ¡Su padre no le podía haber hecho aquello! ¡Había instalado a la muchacha en el cuarto de invitados que había justo a su lado! Aquello era angustioso. ¿Cómo no se había dado cuenta antes? ¿Qué le iba a decir ahora sin ponerse más en ridículo? No podía comunicarle a la joven, ahora que ya debía de estar instalada, que ese no era su cuarto sin quedar como un auténtico idiota. Mañana tendría algo más que una conversación con su padre, pero ahora no podía hacer nada.
—¿Te ha instalado mi padre en ese cuarto? —preguntó con cierto pesar.
—¡Ay, por Dios! —exclamó ella verdaderamente afectada—. No me digas que no debería estar aquí, que tu padre me ha instalado donde no corresponde. —Lucía se puso toda nerviosa—. ¡Por Dios!, al hacerle los test de deterioro cognitivo no pensé que el pobre tuviese algún problema. Parecía tan lúcido... Pero ya decía yo que ese no podía ser mi cuarto porque…
Tony había dejado ya de escuchar la divertida perorata de la joven, al recuperar el control de la situación con su desafortunado comentario —en el sentido de que no era él el avergonzado por primera vez desde que la vio—, y se dedicó a dejar que sus ojos recorrieran aquel precioso cuerpo que, con la confusión y la diatriba de la joven, podía explorar a gusto. Definitivamente estaba más que equivocado. Aquel culito, que se presentó ante sí de nuevo al agacharse la muchacha a por la pasta de dientes, y con aquel short cortito de aquel pijamita rosa con corazones, y que se adaptaba a su cuerpo como acariciándolo, le dijo lo contrario a él… y a su miembro que, protestando debido al rapapolvo que acababa de sufrir, volvió a elevarse orgulloso y lleno de razón. ¡Menudo cuerpazo se gastaba la joven! Se veía que era deportista a juzgar por aquellas piernas tan bien definidas y aquel precioso y respingón trasero que se elevaba sin necesidad de vaqueros. Tenía una cicatriz bastante grande en una de las piernas y no parecía ser muy antigua, pero no afeaba nada en absoluto aquel bonito cuerpecito.
Seguía hablando sin parar. Bien, podría ojear un poco más a sus anchas. Abdomen plano, pechos… ¡Oh, dios! ¡No llevaba sujetador! Sus pezones se erguían más orgullosos que su propio miembro y la gravedad no hacía su trabajo en aquellas dos preciosidades, que apenas cabrían en su mano. ¡Justo como más le gustaban a él! No recordaba haber tenido a su compañero más endurecido en toda su vida.
—… pero si me dices donde me instalo lo haré en este mismo momento. Total, tampoco tengo muchas cosas que trasladar —continuó mientras se dirigía al cuarto, con la puerta abierta, y comenzaba a recoger todo lo que pillaba en su errático paso.
Tony no pudo evitar sonreír al verla en escena. Agobiada por sus palabras, se había puesto a hablar sin parar debido a lo vergonzoso de la situación y metía en una bolsa los enseres que tenía desperdigados por la habitación.
—Oye —la paró Tony, entrando en la habitación y sujetándola por un brazo para que cesara ya que parecía ni escucharle siquiera—. Ya está. No pasa nada. Tampoco tienes que trasladarte en medio de la noche. Además —dijo, mientras observaba el interior de la habitación y ver la cama desecha con un libro en la mesita de noche—, ya te habías acostado.
Lucía se quedó parada como una estatua mirando hacia arriba para poder observar sus ojos. Allí estaba él de nuevo, a su lado, tan imponente, tan grande, tan guapo y tan… ¿bipolar? La había asustado con su manera de hablar, tal y como lo había hecho días atrás, y, al momento, esa amabilidad que parecía intrínseca a él, pero que tenía más que enterrada en el fondo de su ser.
—Mañana me cambiaré en cuanto nos levantemos —aseguró sin poder apartar la mirada de aquellos ojos de plata brillante.
—Tranquila, es solo que… —Tony no sabía ni lo que le pasaba. Estaba allí, de pie, sin poder separarse de ella, imaginando lo bien que quedaría tumbada en aquella cama o en la suya, a su lado. Descubrió que no quería que se alejase ¡Menuda estupidez! y no sabía ni por qué—… mi padre tiene el sueño ligero y a veces necesita ayuda en la noche.
—¿En serio? —preguntó sorprendida—. A mí me dijo lo contrario, incluso le dije que preferiría dormir más cerca de él, pero me dijo que la habitación no estaba preparada para mí.
—Pues no es verdad —dijo Tony sonriendo por la travesura de su padre—. Se despierta mucho y no se apaña para ir a… mear, hablando en plata.
Lucía no podía contestar. Se había quedado enganchada en su sonrisa. ¿Haría eso a menudo? No lo parecía a juzgar por lo poco que lo conocía, pero que Dios amparase a su novia —¿Tendría novia? No había mujer en esa casa, de eso estaba segura— porque no creía que nadie en el mundo pudiese resistirse a ella. Se sacudió ligeramente para despejarse y poder contestar.
—Bueno, de todas formas le he puesto un intercomunicador para que me avise de todo lo que necesite. Soy muy ágil y no me cuesta despertar. Si Antonio me llama, estaré allí en menos de treinta segundos —mintió descaradamente, ya que tenía un “problemilla” con el sueño, pero que no podía contar. Si no, jamás la contratarían. La narcolepsia no podía aparecer en su currículum vitae.
Tony asintió con la mirada fija en aquellos carnosos y sensuales labios y se giró para largarse cuanto antes de allí.
—Mañana hablaremos —dijo de nuevo el hombre serio que parecía acostumbrado a dar órdenes y al que todo el mundo obedecía sin rechistar.

Y cerró la puerta tras de sí, todavía con su miembro restregándole su derrota en las narices y reafirmándose en que todo se estaba complicando y a pasos agigantados. Dos puntos para la joven Lucía.


¡Ains! Espero que os guste. Un besazo!

Image and video hosting by TinyPic

viernes, 3 de marzo de 2017

Dos golpes a un mismo corazón, de Meg

¡Ayer fue mi cumpleaños! No me avergüenza decir que cumplo unos hermosos 42 añazos porque me siento afortunada. Afortunada de lo que he conseguido en este tiempo y... asombrada. Asombrada de la de cosas que quedan por aprender y que sigo aprendiendo (¡gracias a Dios!). Y sí, entre otras muchas cosas, hablo de la escritura y todo lo que le ha aportado a mi vida. Ahora os lo cuento, pero antes...


Sí, hoy, porque ayer fue mi cumple, os quería mostrar la nueva portada de una nueva novela. ¡Todo un reto para mí porque es de corte contemporáneo y jamás me habría visto escribiéndola! Pero esto es parte de lo que os contaba, de lo que aprendes, de lo que te llevas, de lo que aportas y, sobre todo, de lo que te aportan.
¿Qué me ha aportado esta novela?
¡¡¡Amistad!!! Así, a lo bruto. Desde que empecé en esto de la escritura he encontrado a mucha gente  por el camino que me ha hecho verdadera compañía (lo necesitaba porque la crianza me estaba agobiando un pelín) y además, mucha gente que he llegado a considerar amigos. Amigos que van madurando con el tiempo (como un buen vino) y que cuanto más pasa el tiempo más te demuestran que están ahí.
Hoy no voy a dar los nombres de esas amigas puñeteras de las que estoy hablando. Solo voy a hablar de ellas y de lo que me han aportado. ¡¿Puñeteras?! Pues sí, puñeteras porque te exprimen hasta... sacar lo mejor de ti. Y es lo que hablaba el otro día con una de ellas. ¡La de cosas que he aprendido! Hasta me da vergüenza hablar de mi primera novela, esa que sacabas a la luz con miedo... y con faltas, sin guiones, sin estructura... en fin. Voy a repetirme, pero... ¡la de cosas que he aprendido! Y quiero seguir aprendiendo, sí señor, aunque me caiga por el camino porque...


¡Qué preciosidad... de frase! Jajaja. 
El caso es que han sido mis amigas las que esta vez han puesto más carne en el asador o ya más confianza, llámalo como quieras, y me han sacado fallos hasta en el carné de identidad, para que esta novela saliera palante.
 Así que he tenido que retocar, cambiar capítulos enteros, borrar, reescribir y volver a escribir y hasta cambiar ciertos comportamientos de mis personajes para que quedara como ha quedado. Ahora no sé si volverán a querer leerla con todos los cambios, jijiji, es que las machaco y, oye, que la gente tiene su vida y sus cosas y tú no puedes acapararlas todo el tiempo.
Y aún así, falta la peor de todas ellas. La que me corrige, pero no la historia ni sus fallos de narración ni si me he dado cuenta o no de que por ahí hay circulando un coche que había quedado siniestro dos capítulos más atrás... Falta la que saca el "boli rojo" y me pone a caer de un burro cien veces ya solo en la primera página... la de la ortotipografía (¡Ahhhhh!). Pero ¿y lo que aprendo con ella? Porque tiene esa maravillosa habilidad de soltármelo todo y hacer que me parta de la risa en el intento.

Así que, a todas ellas (que ya saben ellas quienes son), ¡GRACIAS!
Gracias por ayudarme a seguir creciendo y a intentar, cada día, hacer mejor las cosas.
Y, como no, GRACIAS a todas las que me leéis y apoyáis desde el primer día (aunque esa novela no hubiese estado tan bien escrita como debiera), pero no sabéis la ilusión que hace veros ahí, al pie del cañón y, espero, viéndome evolucionar.

Por cierto, en cuanto a la novela, deciros que no queda mucho para que se publique, pero falta la del "boli rojo" y esa... lleva tela. Pero me hacía mucha ilusión enseñaros la preciosa portada de Alexia Jorques y deciros que, en breve, os anunciaré la fecha de estreno de la novela.

Un besote enorme



Image and video hosting by TinyPic

domingo, 26 de febrero de 2017

Lo que debí contarte (Tessa & Alexandr nº 2). Por Noveleska


AUTORA: C.G. De la Cruz
GÉNERO: Romántica
EDITORIAL: Autopublicado
PÁG.: 420

SINOPSIS

¿Qué estarías dispuesto a sacrificar por amor?
Ésta es la pregunta que se hace Tessa a cada segundo de su nueva vida.
Tessa se siente culpable, intenta olvidarlo todo y se refugia en el trabajo, incapaz de asumir la pérdida.
Necesita recomponer su vida después de los terribles sucesos acontecidos.
Pero cada día se siente más lejos de su hogar, mientras su mundo gira del revés.
¿Volverá Alexandr a cruzarse en la vida de Tessa?
Dos personas que se encuentran en mitad del caos de mundos diferentes y con un pasado complicado.
¿Serán capaces de volver a luchar por su felicidad?
Lo Que Debí Contarte es la esperada segunda parte de la bilogía de Lo Que Quise Contarte.

OPINIÓN PERSONAL

Tessa ha tenido que huir, dejar su vida, su trabajo, su casa, sus amigos, a Alexandr. Tiene que dejarlo todo atrás para protegerlos. Aunque lo ha intentado no ha podido explicarse, no le ha dado tiempo a contarle a Alexandr su complicado pasado y lo que le ha llevado hasta él.

Tessa tiene que hacer todo lo que está en su mano para arreglar la situación, pero no puede dejar de pensar en todo lo que ha perdido por el camino.

Alexandr no entiende nada, no sabe que ha podido pasar, no sabe cómo le han podido engañar así. No sabe como dar con Tessa, porque eso si lo tiene claro, eso sí lo sabe, tiene que encontrarla y asegurarse que está bien.

Tessa y Alexandr vuelven a encontrarse pero ya nada es lo mismo. Si ya era complicado antes, ahora resulta casi imposible. Ya no se fía de Tessa y ella deberá demostrarle que por encima de todo le sigue queriendo.

Resultado de imagen de imagenes de novios enfadados

En esta segunda parte de la historia de Tessa y Alexandr veremos como los protagonistas intentan rehacer sus vidas pero la desconfianza, los celos y su pasado complican mucho las cosas. Deberán luchar por volver a tener lo que tenían, por volver a ser felices, pero nada es fácil para dos personas de mundos tan diferentes.

¿Conseguirán superar los obstáculos? ¿Será Alexandr capaz de perdonar a Tessa? ¿Podrá Tessa romper los muros que Alexandr ha levantado a su alrededor?

Si os gustó Lo que quise contarte no podéis perderos Lo que debí contarte, no os defraudará.

FELIZ LECTURA






lunes, 20 de febrero de 2017

Lo que quise contarte (Tessa & Alexandr nº 1). Por Noveleska


AUTORA: C.G. De la Cruz
GÉNERO: Romántica
EDITORIAL: Autopublicado
PÁG.: 434

SINOPSIS

Él es un tipo afortunado, su éxito difiere mucho de la suerte. Ella tiene peor fortuna, pero adora su trabajo.
A él no se le dan bien las relaciones sociales, ella vive de ellas.
Su trabajo es lo único importante en sus vidas hasta que ambos se encuentran en la ciudad de La Haya.
Él es ruso. Ella española.
Él siempre tiene todo controlado, ella cree tenerlo todo controlado.
Ella es diferente de lo que la gente ve, él también.
Él la necesita, ella a él también.
¿Resistirán a las mentiras y prejuicios?
El lector se adentrará en las costumbres holandesas de manos de sus protagonistas disfrutando de sus bonitos paisajes y sitios locales.

OPINIÓN PERSONAL

La historia de Tessa y Alexandr se enmarca en la ciudad de La Haya, donde él es un empresario de éxito y ella trabaja en una galería de arte.

Tras conocerse de una manera un tanto accidental, los encuentros entre los dos protagonistas no dejarán de sucederse con mayor o menor acierto. Parece que no consiguen conectar pero no pueden evitar buscarse.
Un trabajo en conjunto parece que acerca posturas, pero Tessa no es una chica corriente y esto descoloca bastante a Alexandr, un ruso con todas sus letras y estereotipos (frío, rudo, borde) que cambia completamente junto a Tessa.

De la mano de la autora y a través de los ojos de sus protagonistas, vamos viviendo una bonita e intrigante historia con la ciudad de La Haya como trasfondo.

En esta historia tienen bastante protagonismo los personajes secundarios que en mayor o menor medida ayudan a la pareja y la acompañan a lo largo de sus encuentros. Me han encantado los guardaespaldas de Alexandr, a los que les toca vivir situaciones hilarantes intentando cuidar-vigilar-proteger a Tessa.
Las diferencias tanto culturales como sociales y económicas de sus protagonistas
 hacen que tengan que amoldarse a situaciones a las que no están acostumbrados. ¿Moverse en bici por la ciudad teniendo cochazo y chofer? ¿Viajar en avión privado o pagar 1500 euros por un taller de manualidades con arcilla?

Resultado de imagen de la Haya en bicicleta

La autora consigue crear una historia escondiendo otra de una manera magistral. Nada me hacía sospechar del desenlace de la misma, lo que ha hecho que me tire de cabeza a por la segunda parte. No desesperéis, lo poco que no entendáis en esta historia tiene su porqué, aunque no os lo imaginéis.

Si tuviera que ponerle un pero a esta historia, sería en los encuentros íntimos entre sus protagonistas, no hace falta ser muy explícito en el tema pero si me hubiese gustado que se ahondara algo más.
Por lo demás es una historia que os va a encantar y que como a mi seguro que os hará lanzaros a por la segunda parte.

FELIZ LECTURA







miércoles, 15 de febrero de 2017

La Historia de Cas de Laura Sanz. Por Noveleska


AUTORA: Laura Sanz
GÉNERO: Contemporánea-romántica
EDITORIAL: Autopublicado
PÁG.: 497

SINOPSIS

De manera accidental, Eli, una chica de clase alta, familia acomodada y portada de revistas, conocerá a Cas, un hombre que no pertenece a su mundo y que no la tratará con guantes de terciopelo, algo a lo que ella está acostumbrada. A pesar de sus diferencias comenzarán una aventura fugaz que pronto se convertirá en algo más. Pero la realidad, las mentiras, algunas malas decisiones y un turbio asunto en el que se verán envueltos lo complicarán todo.

“Lo último que necesitaba en su vida era a alguien como Eli, una preciosidad sin demasiada sustancia, que parecía salida de una revista de modas y se sonrojaba a cada instante”

“Cas era completamente inapropiado para ella, vulgar, malhablado y muy rudo. Y ni siquiera sabía cómo tratar a una mujer. No era la clase de hombre que le convenía

Pero… a veces ni el tipo duro es tan duro, ni la chica frágil es tan frágil.

A veces tienes que elegir entre lo que te conviene y lo que verdaderamente deseas, y quizá perderlo todo para salir ganando.

                                            OPINIÓN PERSONAL



La historia de Cas es la segunda novela de la autora Laura Sanz. En su primera novela, La chica del pelo azul, Laura nos deleitó con una novela de género histórico romántico que ha tenido muy buena acogida entre las lectoras.

En esta segunda novela, la autora se ha decantado por el género romántico contemporáneo cambiando completamente el estilo, pero no por ello su buena pluma.

En la Historia de Cas nos encontramos con dos protagonistas diametralmente opuestos tanto a nivel social, cultural como económico. Elisa o Eli, como la llaman todos, es una joven perteneciente a la alta sociedad madrileña, criada con todos los beneficios y detrimentos que su posición conlleva.
Cas es un joven alemán afincado en la costa mediterránea que tiene un taller de motos y una familia y amigos que le quieren y apoyan.

La autora divide la novela en dos partes. En la primera, titulada El sueño, Eli y Cas se conocen. Como no puede ser de otra manera con dos personas tan diferentes, la primera impresión no es nada buena. Eli piensa que él es un macarra tatuado, grosero y maleducado y Cas que ella es una niña pija, caprichosa y fría como el hielo. Pero esto no les impide fijarse el uno en el otro.
Durante esta primera parte vamos viendo como se conocen, se descubren y empiezan a darse cuenta que la primera impresión que tuvieron de todos sus defectos escondía muchas otras virtudes. Eli ya no es tan fría ni tan snob y Cas no es un simple mecánico borde y macarra, sino un hombre hecho a sí mismo, que vive su vida tal y como le gusta.

Pero lo que parecía un simple amor de verano, poco a poco se va convirtiendo en algo más.

                                            Resultado de imagen de pareja en moto

Y así comienza la segunda parte de esta novela, La realidad. Eli vuelve a Madrid a seguir con su vida, una vida que no es tan fácil como aparenta debido a las presiones que debe soportar. Su familia, en especial su madre, le tiene la vida completamente planificada. Eli debe convertirse en el adorno de su futuro marido. De nada le sirven sus años de estudio, no tiene que trabajar, simplemente debe dedicarse a ser mujer florero, organizar galas benéficas, cenas, jugar al padel... vamos, a ser un fiel reflejo de su madre. Pero Eli ya no es la misma que antes de conocer a Cas y, poco a poco, el velo que cubría sus ojos empieza a caerse y se va dando cuenta que toda su vida ha girado en torno a las decisiones de los demás.

Y hasta aquí los protagonistas, porque no solo les conoceremos a ellos. Los personajes secundarios cobran especial importancia en esta historia. Por parte de Eli tenemos no sólo a su familia, sino también a sus amigas, que serán un apoyo incondicional para ella y la acompañarán a lo largo de la historia. Por parte de Cas hay que destacar a sus hermanos Jan, el mayor, y Till, el pequeño. Jan, aunque de apariencia tosca y dura, es la voz de la razón de los tres hermanos, es el GRAN HERMANO y un personaje que a mí me ha enamorado. Till, el pequeño, es el divertido, el alocado y el que hará que con sus malas decisiones la vida de todos los que le rodean se vea afectada.

Tres hermanos, tres alemanes que nos seducirán a lo largo de la novela y de los que seguro que vamos a volver a oír hablar.

Sé de buena tinta que La historia de Cas está teniendo muy buena acogida y por algo será, ¿no? Creo que es una novela que sin grandes pretensiones ni meses o años de documentación ha logrado reunir en esta historia todos los alicientes que buscamos en una novela romántica y, sobre todo, me ha dejado con ganas de más. Creo que eso es lo más importante cuando terminas de leer una novela y Laura Sanz lo ha conseguido.


      





jueves, 9 de febrero de 2017

Las hijas de Banu. Elena Fuentes Moreno. Por Noveleska. Leer es crecer


AUTORA: Elena Fuentes Moreno
EDITORIAL: Autopublicado
GÉNERO: Juvenil - Ficción
PÁG.: 237


SINOPSIS

Sara vive en un futuro perfecto, hasta que un libro se cruza en su camino cambiándolo todo para siempre.
Una saga familiar maldita.
Un amor que hará tambalear el mundo.
Una era insólita.
Un nuevo orden.
Una civilización perfecta.
Ellas dirigirán la tierra...
¿Estás preparado para ver el futuro?

OPINIÓN PERSONAL

Con las Hijas de Banu, Elena Fuentes nos adentra en un mundo postapocalíptico en el que solo unos pocos han sobrevivido y sobre Banu recae la misión de volver a dar vida a este mundo. Pero las duras experiencias de vida vividas por Banu hacen que se replantee si es bueno volver a reconstruir un mundo que ya se vio que no funcionaba. Un mundo lleno de odio, ambición y poder.

¿Por dónde empezar?

Banu vuelca todos sus esfuerzos en reconstruir una nueva civilización basada en la paz, la armonía y el respeto al medio ambiente, pero para ello deberá eliminar de la ecuación a una parte imprescindible. Una parte que sólo unos pocos conocerán.

Generaciones después nos encontramos con Sara, una adolescente inquieta que a raíz del descubrimiento de un libro empieza a plantearse dudas respecto al mundo en el que vive. Estas dudas hacen que desee averiguar más, pero lo que descubre hace que todo su mundo se desmorone. Nada es lo que parece, nada es como le habían contado. Los pilares de su mundo perfecto se vienen abajo y como esa piedrecita que tiras a un lago y va formando ondas que se expanden, así va cambiando todo alrededor de la protagonista.

Resultado de imagen de chica leyendo un libro

Y hasta aquí puedo leer......

Las hijas de Banu es un libro juvenil de ficción, en la línea de Los juegos del hambre, El corredor del laberinto o Divergente, pero que introduce un componente en su historia que lo hace diferente a los demás y que nos hace plantearnos cuestiones sobre la viabilidad del mundo tal y como lo plantea la autora.
Particularmente a mi me ha encantado. Es una historia muy bien construida y estructurada, que te hace comprender las inquietudes de todos sus protagonistas.

La autora planteó una vez a través de las redes sociales qué es lo que nos llamaba la atención del libro, qué es lo que nos animaría a leerlo, y habiéndome leído sólo la sinopsis le dije que creía que tenía todos los componentes que me gustan en una buena novela: ficción, aventura, romance (juvenil)... Solo puedo decir que mientras lo iba leyendo me iba imaginando la película, creo que sería un éxito total a la altura de otras sagas juveniles que tan buena acogida tuvieron. Es de esos libros que estoy deseando pasarle a mi hija, (en cuanto consiga separarme de mi libro electrónico un par de días), porque se que a ella también le va a encantar. Solo espero que la continuación de esta novela no se haga mucho de rogar, que estamos deseando saber, conocer como continúa.

FELIZ LECTURA